viaje al cabanyal, intro a Baltimore.

 

baltimoreCuando una librería cafetería inaugura un blog de noticias es importante que las haya y dado que la rutina es habitualmente la base existencial de occidente, eso no siempre sucede (véanse los últimos 10 años de periódicos como el País donde, a pesar de tener no pocos epígrafes con el título o subtítulo noticias, éstas, brillan por su ausencia).

Lo ocurrido el Domingo 25 de Septiembre de 2010 fue una noticia, una noticia extraordinaria, diría yo:

Uno de los Slaughter de Slaughterhouse salió de Ruzafa.

En realidad ya había salido antes, dos veces en concreto, durante los últimos años, una vez a Makro y otra a Leroy Merlin, esta vez, sin embargo, fue diferente.

Numerosos testigos aseguran que es cierto, que estaba fuera del barrio, en la Malvarrosa, para ser exactos.

No parece oportuno dar nombres, fue uno de los Slaughter de Slaughterhouse y con eso debería bastar.

Por suerte podemos transcribir su crónica del viaje.

“Estaba intrigadísimo por saber si era cierto que más allá de la gran vía había una ciudad y si, más aún, seguía llamándose Valencia. Había visto planos, informaciones varias que apuntaban hacia esa posibilidad como algo plausible, por otra parte con el ajetreo monumental de los últimos años no había tenido tiempo de investigarlo personalmente. Tampoco ganas, esa es la verdad.

En definitiva que, ante la soleadísima perspectiva de un Domingo libre de obligaciones inminentes me armé de valor y salí de Ruzafa. Como suena, cogí un autobús al azar, el bañador, pues sabía que estábamos próximos al mar, y emprendí el camino. 

Efectivamente llegué al mar, había mar, pero no era como me habían contado, tampoco era valencia la ciudad que ese mar bañaba.

Fue una sorpresa bastante desagradable. Era Baltimore, Baltimore Este en concreto, lo que había más allá de la Gran vía, es cierto que algunas calles tenían nombres que aparecían en los mapas de valencia que había consultado, Progres, San Pedro, Benlliure… también es cierto que había gente intentando convencerse a si misma de que era Valencia, vi a los tertulianos de Slaughterhouse, a la Chusa de la Escola, a Mark… 

No sé porqué lo hacían, quizás todo era una instalación de Vicente Ferrer, de Media Vaca, que tuvo la gran idea de exponer su último trabajo en Baltimore llamarlo Benvinguts al Cabanyal…

Hablaré con Vicente y Begoña, ellos lo aclararán todo.

Tengo fotos que demuestran que era Baltimore. La imagen no miente.”

 

 

 

Anuncios

One comment

  1. Omar Little · septiembre 29, 2011

    It´s all in the game, yo.
    All in the game.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s