Sci-fi final 01, agradecimientos, razonamientos e interpretaciones.

 

 

Hace mucho mucho tiempo, en una semana muy lejana, cuando éramos mucho, mucho más jóvenes, hace ya un mes por lo menos, los Slaughter de Slaughterhouse y el Chef Away no propusimos un doble objetivo: teletransportarnos a planetas políticamente más afines a nuestros principios filosóficos y convertir Slaughterhouse en un bucle espacio temporal.

Hoy, mucho, mucho tiempo después, pasado ya un mes, podemos afirmar rotundamente que hemos logrado ambos objetivos.

Nuestras principales herramientas para lograr dichos objetivos han sido la lectura de los diarios del piloto Prix, de Stanislav Lem y la visualización convulsiva de Star Trek, tanto de las temporadas clásicas como de las de New Generation. Como no podía ser de otra forma tal provisión de rutinas interestelares ha transformado por completo nuestra cosmogonía haciendo de los Slaughter de Slaughterhouse y del Chef Away seres más proclives a la huida que al enfrentamiento directo.

Si bien se avecinan tiempos en los que lo más conveniente sería un buena formación en la lucha callejera, nuestro sistema puede aportar a esta causa difusa que es la contracultura ciertos aspectos útiles.

Por un lado, si bien  es innegable que la capacidad de evasión que proporciona nuestra reciente incorporación al staff de la nave Enterprise nos dota de poderes casi ilimitados que ningún antidisturbios puede siquiera soñar poseer, tambien es cierto que nuestro alejamiento a parsecs de distancia del planeta tierra hacen de estos poderes algo más bien testimonial.

Por otro lado nuestra afinidad con el piloto Prix nos obliga a sobreponernos a la ligera inquietud que provoca nuestro alejamiento físico del planeta para dotarnos de una casi infinita capacidad de superación y congénito optimismo.

En definitiva hemos llegado a la conclusión de que la mejor manera que tenemos los slaughter de slaughterhouse de mostrar nuestro profundo malestar por a: el mal gobierno, b: el calor insoportable que se avecina, c: lo caro que resulta irse a zampar un menú, d: que no se pueda jugar al futbolín en Slaughter, e: no tener un chroma decente para seguir haciendo el necio, f: el maldito euro que nos llevará a la ruina, g: tener que pagar el cole en julio de Martina y Pablo, d: no tener entre los cuatro ni siquiera medio coche, e: que tengamos que pagar entre todos la fraudulenta gestión de tantos y tantos archinecios que manejan nuestro sistema, f: insisto el calor que se avecina, g. repito el maldito euro….h…y j k…

La mejor manera de mostrar nuestro profundo malestar, decía, es seguir haciendo miles y miles de cosas aparentemente absurdas como las que, con la ayuda de un montón de chalados y chaladas estupendos, hemos hecho este fin de semana,  así que nuestro más profundo agradecimiento a todos y a todas: A las Claras, a Pablo, a Martín a Joni (le encantó la banqueta en la que le tocó cenar) a Trampolántulas, a Polígono Hindu Astral, a Sergio, a Pau y François, a los tertulianos, a la Bego y a Arantxa, a los ilustradores de Conspiración en la Albufera y, sobre todo, a la tripulación de la Enterprise y al piloto Prix.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

 

Inauguración de la carta caníbal Chef Away para Slaughterhouse

Dado que dentro de poco tiempo apenas quedará nada en este mundo pos-tindustrial, por citar a Houellebecq, que merezca la pena llevarse a la boca, los Slaughter de Slaughterhouse hemos decidido pasar a la acción.

Hoy El Chef Away nos mostrará la nueva carta caníbal de Slaughterhouse en forma de Tapas en la barra, a partir de mañana la carta caníbal de Slaughterhouse podrá constituir tu mejor y único sustento.

carta canibal chef away slaughterhouse

versión pdf: